Navegando por
Categoría: cuentecico

El contrato

El contrato

Yo vivía en una planta baja muy modesta. La vivienda estaba situada en una pequeña aldea de Valencia. Dos viejas habitaciones, un pequeño comedor, un baño y una cocina constituían todas sus estancias. Solía escribir en la cocina, que tenía chimenea, allí entre los guisos de mi madre y los vasos de vino que se tomaba mi padre, pasé mi primera infancia. Hacía ya varios años que mi padre había fallecido, mi madre se marchó con mi hermana, vivir solo…

Leer más Leer más

Adiós.

Adiós.

— Buenas noches, chicos. — Buenas noches, Sandra. — Buenas noches, jefe. — Buenas noches, Sandra, hasta el lunes. Joder, no lo soporto, cada vez me cae peor, el tipo éste, explotador de mierda. Ahora lleva dos meses dando el coñazo con que él no es un director, él es un líder, que motiva a su equipo de trabajo, para conseguir los objetivos propuestos por la alta dirección. De verdad no sé si es así porque es tonto, o es…

Leer más Leer más

La conversación

La conversación

Llevaba andando cerca de una hora, aún me quedaba otra, quería cumplir las indicaciones de mi reumatóloga. Me había dejado el bastón en casa y el dolor se iba incrementando; decidí parar en alguna cafetería de la Plaza Central, tomar un café, pedir agua y disolver una pastilla del último analgésico que me habían recetado. El día era espectacular, estábamos a primeros de marzo y la luz comenzaba a cambiar, pasábamos de los claroscuros del invierno, a la alegría de…

Leer más Leer más

SOLEDAD

SOLEDAD

Hace tres años que vivo solo y estoy muy bien, no echo en falta a nadie. Me divorcié siendo sesentón y decidí irme de casa, hice lo correcto. Nuestro hogar feliz se había convertido en una leonera, llena de alimañas violentas, el aire era irrespirable, mi ex y mis hijos me hacían la vida imposible, creo que disfrutaban con ello. Reconozco que no soy una persona fácil, tengo mis gustos y hasta mis manías, pero tengo derecho a ser como…

Leer más Leer más

¡A todo lujo!

¡A todo lujo!

Estoy haciendo las últimas compras, mañana es nochebuena, pero nosotros la celebraremos hoy, hay razones poderosas para saltarse este año las tradiciones. El año próximo ya no importará. Miro la lista, compruebo que he cogido todo lo que le gusta a Isabel, creo que sí, por si acaso me he liado, añado otra tableta de turrón y recuerdo que el cava lo compré ayer, está en la nevera refrescándose, quiero que la cena sea especial. Son las doce y media…

Leer más Leer más

LA ESPERA.

LA ESPERA.

Calor. Ese color verde de la pared no me gusta, me estoy poniendo nervioso. Tranquilo, respira hondo, retén el aire, expira. Sigo intranquilo… el corazón está acelerándose, tengo miedo.  — Hola buenos días, ¿cómo se encuentra? — Bien gracias. –Si necesita algo búsqueme en enfermería, mi nombre es Sonia. En todo caso no se impaciente, estas intervenciones son largas. Más calor, esto va a peor. Tendría que haber hablado con ella antes de que entrara en el quirófano, quizás no….

Leer más Leer más

AZÚCAR:03

AZÚCAR:03

Durante mis años de estudio en el MIT, en el que acabé trabajando, quedé fascinado por la robótica, entendía que, desde la creación del cerebro positrónico y las tres leyes de la robótica,- por el Dr. Asimov–, no se había avanzado teórica y prácticamente casi nada. Para estudiar el avance de la robótica, había que partir de esos tres dogmas: Primero: un robot no hará daño a un ser humano ni, por inacción, permitirá que un ser humano sufra daño. Segundo: un…

Leer más Leer más

Un día cualquiera.

Un día cualquiera.

Me levanté cansado, con dolor de cabeza, había dormido muy mal. No tenía ganas de hacer nada. Sin embargo, por disciplina, encendí el ordenador y pensé en escribir un cuento, pero no se me ocurría nada. Para estos casos tengo una rutina que suele funcionar. Construí un escenario, un planeta nuevo al que llamé tierra. Estaba compuesto por un setenta por ciento de agua, el resto era todo tierra. Introduje una vegetación abundante, una serie de bacterias en el mar…

Leer más Leer más

Dolor

Dolor

Érase un país muy bonito, en el que todos sus habitantes eran felices. Los agricultores sembraban cereales, árboles frutales, verduras… lo hacían con deleite, cada vez que llegaba la época de la cosecha su orgullo y placer eran inmensos. Lo mismo pasaba con los pastores, los artesanos, los escritores, nadie sentía ninguna dificultad, ninguna molestia, en cumplir sus tareas, todos sentían que estaban ejercitando sus capacidades. Pero llegó, desde el norte, una mujer fría y calculadora, con muy mal humor,…

Leer más Leer más

EUREKA.

EUREKA.

El buen doctor se encentró ante el cadáver y no supo por dónde empezar. No lo buscaban a él, pero Holmes estaba ingresado en un sanatorio, así que debía hacer él sólo lo que hubiera correspondido a los dos. El forense le dio una pequeña explicación: “varón, unos 58 años, muerto por asfixia y rotura de la tráquea, esto último podrá comprobarlo usted mismo.” — Vayamos a mi club, allí estaremos más tranquilos, podremos hablar con más calma, aquí ya…

Leer más Leer más