Navegando por
Categoría: cuentecicos

Intermitente

Intermitente

Me lo has preguntado tantas veces, no te he querido contestar nunca, no quería recordar pero hoy hay algo diferente… No sé lo que es. Hoy te contaré, con toda sinceridad el motivo de haber dejado de conducir hace veinte años. Sabes que yo era agente de ventas, así que todos los años viajaba por todo el país, cargando los viejos muestrarios. Cada año el kilometraje que me tragaba iba ascendiendo, puedes calcular… cien mil kilómetros al año, me obligaban…

Leer más Leer más

El libro de la vida

El libro de la vida

Sin saber cómo aparecí en un lugar nuevo y extraño para mí. Del suelo salía una especie de neblina que cubría casi todo el espacio. Noté un sabor metálico en la boca, observé que mi corazón aceleraba su ritmo, me estrujaba las manos… Fui caminando, explorando aquel lugar, distinguí, a lo lejos una especie de kiosco y me dirigí hacia él. Al llegar pude leer, en una especie de ventanilla, que había sobre un mostrador, un cartel en el que…

Leer más Leer más

La conversación

La conversación

Llevaba andando cerca de una hora, aún me quedaba otra, quería cumplir las indicaciones de mi reumatóloga. Me había dejado el bastón en casa y el dolor se iba incrementando; decidí parar en alguna cafetería de la Plaza Central, tomar un café, pedir agua y disolver una pastilla del último analgésico que me habían recetado. El día era espectacular, estábamos a primeros de marzo y la luz comenzaba a cambiar, pasábamos de los claroscuros del invierno, a la alegría de…

Leer más Leer más

93.000 amores.

93.000 amores.

Lo reconozco siempre he sido muy enamoradizo. Me gustan todas y no prefiero a ninguna. Tal vez sea egoísmo mío, puro y duro, pero no lo puedo evitar. Es más, ¡no quiero hacerlo! Hay de todas clases: altas, largas, tristes, sonrientes, emocionantes, complicadas, irresistibles… Las conocí desde muy pequeño, fue un placer, luego en plena adolescencia fueron dos. Siempre están dispuestas a ayudarme. Son atentas, solícitas, cariñosas, mimosas. En ocasiones las amo, de tarde en tarde, las maldigo; pero sé…

Leer más Leer más

No me fío

No me fío

— Yo confío en ti– dijo Catherina. — Me gustaría indicar lo mismo, pero no puedo, no me fío. — No lo entiendo, puse toda mi vida, las pertenencias que más quería, incluso a algunos miembros de mi familia a tu cuidado. Incluso dejé que determinarás todas las acciones de gobierno. — ¿Y cómo me lo pagaste? — De ninguna manera especial, ese era tu trabajo. — ¡No, no era mi trabajo! Al menos no en la forma en que…

Leer más Leer más

SOLEDAD

SOLEDAD

Hace tres años que vivo solo y estoy muy bien, no echo en falta a nadie. Me divorcié siendo sesentón y decidí irme de casa, hice lo correcto. Nuestro hogar feliz se había convertido en una leonera, llena de alimañas violentas, el aire era irrespirable, mi ex y mis hijos me hacían la vida imposible, creo que disfrutaban con ello. Reconozco que no soy una persona fácil, tengo mis gustos y hasta mis manías, pero tengo derecho a ser como…

Leer más Leer más

¡A todo lujo!

¡A todo lujo!

Estoy haciendo las últimas compras, mañana es nochebuena, pero nosotros la celebraremos hoy, hay razones poderosas para saltarse este año las tradiciones. El año próximo ya no importará. Miro la lista, compruebo que he cogido todo lo que le gusta a Isabel, creo que sí, por si acaso me he liado, añado otra tableta de turrón y recuerdo que el cava lo compré ayer, está en la nevera refrescándose, quiero que la cena sea especial. Son las doce y media…

Leer más Leer más

CONFIDENCIAS

CONFIDENCIAS

Siempre fui un ser solitario. De niño mi gordura y el consiguiente escarnio al que me sometían diariamente en el colegio, propiciaron mi refugio en la lectura. En ella me convertía en protagonista de las aventuras que encontraba en los textos con los que me rodeaba. Y si no llegaba a ser feliz, al menos me encontraba en un estado placentero de relajación, En los estudios me iba algo mejor que bien, sin ser un empollón era un alumno aventajado….

Leer más Leer más

LA ESPERA.

LA ESPERA.

Calor. Ese color verde de la pared no me gusta, me estoy poniendo nervioso. Tranquilo, respira hondo, retén el aire, expira. Sigo intranquilo… el corazón está acelerándose, tengo miedo.  — Hola buenos días, ¿cómo se encuentra? — Bien gracias. –Si necesita algo búsqueme en enfermería, mi nombre es Sonia. En todo caso no se impaciente, estas intervenciones son largas. Más calor, esto va a peor. Tendría que haber hablado con ella antes de que entrara en el quirófano, quizás no….

Leer más Leer más

AZÚCAR:03

AZÚCAR:03

Durante mis años de estudio en el MIT, en el que acabé trabajando, quedé fascinado por la robótica, entendía que, desde la creación del cerebro positrónico y las tres leyes de la robótica,- por el Dr. Asimov–, no se había avanzado teórica y prácticamente casi nada. Para estudiar el avance de la robótica, había que partir de esos tres dogmas: Primero: un robot no hará daño a un ser humano ni, por inacción, permitirá que un ser humano sufra daño. Segundo: un…

Leer más Leer más