Navegando por
Categoría: microrrelatos

Dolor

Dolor

Érase un país muy bonito, en el que todos sus habitantes eran felices. Los agricultores sembraban cereales, árboles frutales, verduras… lo hacían con deleite, cada vez que llegaba la época de la cosecha su orgullo y placer eran inmensos. Lo mismo pasaba con los pastores, los artesanos, los escritores, nadie sentía ninguna dificultad, ninguna molestia, en cumplir sus tareas, todos sentían que estaban ejercitando sus capacidades. Pero llegó, desde el norte, una mujer fría y calculadora, con muy mal humor,…

Leer más Leer más

Operación en el este.

Operación en el este.

Yo fui el oficial encargado de diseñar y dirigir la operación “Protección”. El general Vladimir Popof era el responsable de la guardia personal de Stalin. Había llegado a la conclusión de que el presidente estaba demasiado expuesto a un atentado, dadas sus continuadas apariciones en público, así que se dirigió a la KGB, en busca de una solución. Nuestro director le atendió personalmente, le dijo que nos haríamos cargo. Al ser el responsable de sección más antiguo me encargó el…

Leer más Leer más

EUREKA.

EUREKA.

El buen doctor se encentró ante el cadáver y no supo por dónde empezar. No lo buscaban a él, pero Holmes estaba ingresado en un sanatorio, así que debía hacer él sólo lo que hubiera correspondido a los dos. El forense le dio una pequeña explicación: “varón, unos 58 años, muerto por asfixia y rotura de la tráquea, esto último podrá comprobarlo usted mismo.” — Vayamos a mi club, allí estaremos más tranquilos, podremos hablar con más calma, aquí ya…

Leer más Leer más

LAS TARDES.

LAS TARDES.

Cuando Olimpia volvió a casa mi vida cambió. Yo había aprendido lo suficiente de mis muchos errores… En nuestra primera cena juntos me dijo: “Hemos de cambiar nuestras costumbres de vida. “ Y así lo hicimos, por las tardes, sobre las siete, empezábamos un ejercicio de media hora. Ese tiempo nos los reservábamos para nosotros, pasara lo que pasase. Con el buen tiempo nos íbamos a la terraza norte de la casa, con el malo nos marchábamos al porche cubierto…

Leer más Leer más

EL DESENCUENTRO.

EL DESENCUENTRO.

Desde hace un año, cada semana, cojo el autobús y voy al barrio más próximo, allí hago mis recados. Hace unos días me encontré en la parada con mi prima Patro, nos fuimos juntos. Estuvimos en el estanco, en el supermercado y al salir la invité a tomar algo. Estábamos hablando, fumando, riendo y de repente me dijo: “Niño, nos están siguiendo”. Me quedé pasmado, aquello no tenía sentido. — ¿No me crees? Ahora verás, sígueme. Patro volvió a entrar…

Leer más Leer más

Inspección.

Inspección.

El miércoles pasado, sobre las once de la mañana, se plantó en la puerta de mi despacho: –¿Ya has almorzado? — Si hace un ratito. — Pues vente conmigo, que vas a alucinar. Lorena coge su moto y me obliga a ir de paquete, sabe que tengo vértigo y me mareo con facilidad, nos dirigimos al sector residencial S-H4, la última urbanización de la ciudad. Al llegar me suelta:   — Aquí está, todo urbanizado y listo para construir, este…

Leer más Leer más

Queridos Reies Magos:

Queridos Reies Magos:

Una vez más os escribo y os cuento que he sido un niño muy bueno, me lo he comido todo y me he portado requetebién en casa. Además, he estudiado mucho, aunque en lengua no he sacado más que un cinco. Mis papás me han dicho que no pida más que tres regalos, que hay que ser solidarios con otros niños que lo pasan peor que yo. En todo caso si necesitáis recortar el número de vuestros obsequios, mis hermanos…

Leer más Leer más

Lluvia

Lluvia

Nací y viví muchos años en una ciudad con puerto de mar, en la costa occidental del mediterráneo, así que estábamos acostumbrados a las gotas frías, a las ciclogénesis explosivas, a las DANAs… Pero lo de aquella tarde iba a superar cualquier barbaridad de las conocidas. Estábamos toda la familia en una sobremesa larga, bajo los efluvios de la sangría, que había acompañado la paella que guisó mi tía Amparo. El cielo se puso obscuro, casi negro, comenzó a llover….

Leer más Leer más

Desesperado.

Desesperado.

Me duelen las muelas y tengo miedo a los odontólogos, siempre me han hecho daño. Pero estoy desesperado.  Es cierto que soy muy delicado, pero no lo puedo evitar. Al final tras dos noches sin dormir me decido, salgo de casa y me voy a ver al Dr. Napoleón Caturla, ha sido el dentista de mi familia toda la vida. Como no he pedido cita tengo que esperar más rato del que yo tenía previsto. Tras un par de horas…

Leer más Leer más

Patrullando la ciudad.

Patrullando la ciudad.

José Luis Martínez era un caso excepcional: fue expulsado de una empresa de seguridad por tratar excesivamente bien a “sus clientes”. No había forma de meterle en la cabeza que en aglomeraciones de personal y similares, un buen mamporro era imprescindible. De manera que la empresa lo despidió, tuvo que indemnizarlo, pero los jefes consideraron que estaba dando un mal ejemplo a la plantilla, por otra parte, dado que sólo llevaba dos años en la compañía y el bajo salario…

Leer más Leer más