III. ¿Mirando hacia atrás sin ira?

III. ¿Mirando hacia atrás sin ira?

Blanca March, la madre de Juan Luis, nació en Játiva en 1473.

Al acordarse de ella y de su triste final, Juan Luis no puede evitar emocionarse y llorar.

Hija de judíos, se convirtió al cristianismo en 1491, a los dieciocho años, justo un año antes del decreto de expulsión de los judíos. ​

En 1501 su marido fue detenido y se siguió un proceso contra él por ser judaizante

Blanca murió en Játiva a consecuencia de la peste que se declaró en la ciudad en 1508. Fue enterrada en el cementerio de Santa Catalina en Alcira. Al año siguiente, el padre envió a Luis Vives a estudiar a La Sorbona.

En esta ocasión sí fue condenado a la hoguera y se le confiscaron todos sus bienes.

Las hijas del matrimonio, Beatriz y Leonor, reclamaron el derecho sobre los diez mil sueldos que su madre, Blanca Match, había aportado al matrimonio en concepto de dote. Ganaron el pleito en 1527 y recibieron parte de la devolución.

Para evitar pagar el resto la Inquisición incoó un proceso contra Blanca — muerta hacía veinte años–,  por medio del inquisidor Arnau Alberti. Como consecuencia, el 31 de enero de 1530 fue condenada por herejía, desenterrada y quemada en efigie. Sus hijas fueron privadas de todo derecho sobre los bienes familiares, tanto paternos como maternos.​

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.