Mi Teta.

Mi Teta.

Es una personita muy particular, le encanta hacer las cosas a su manera.

La conocí cuando tenía 13 años, en plena adolescencia. Luego yo me casaría con su hermana y con la Dra. Calatayud, lo sé soy bígamo, ¿pasa algo? Y si pasa me la suda.

La chiquita es guapa de cojones, Blanca Suarez de jovencita se parecía a ella, ahora no le llega a la altura de la suela de los zapatos.

Es mi quinta hermana, por elección, nos hemos elegidos los dos, uno a otro.

Esta en una etapa vital complicada: los hijos se han vuelto mayores, son egoístas y no hacen más que pedir dinero, lo tengan o no. Eso nos está pasando a muchos. ¡Plastas de personas joder!

Nos ha ensañado a mimir la siesta y a llamar a su hermana y a la Dra. Calatayud “tétilon”, así que las dos juntas son las tetilonas.

Lleva casada más años que la picor, su marido se llama Miguilín.

La Teta es una maestra en la utilización del abanico

Compartimos una afición, un tanto peculiar, nos encanta llevarnos, con nocturnidad, premeditación y alevosía, alguna pieza de bares, restaurantes y similares. El récord lo tiene ella, en sólo dos días levantó cuatro tazas de té de las que me regaló una. Mi mayor trofeo ha sido conseguir una taza de café con leche de la afamada casa Oquendo.

Si algún día nos pillan, Teta, tendrás que ser tú la que asumas las culpas. Yo estoy condenado prevaricador, seria reincidente, sé que lo harás encantada.

Cuando consigamos una sopera nos iremos de viaje al extranjero, o mejor haremos un crucero, en el que dar la vuelta al mundo.

Desconozco si le gustan Serrat y Sabina, ella dice que sí, pero yo no lo tengo claro. De lo que estoy seguro es de que no es fan de Estrellita Castro, ¿verdad teta?

De formación es aparejadora, pero la vida da muchas vueltas, así que ha acabado en la Generalidad Valenciana, en intervención, creo que le encanta su trabajo.

Está hasta los mismísimos ovarios de Jose Sancho, por motivos de una herencia, ha hecho más papelosis que un jefe de negociado de principios del Siglo XX. No tengo clara el parentesco que tiene con el plastilla éste, ¿primos hermanos políticos?

Viste bien, si tuviera mas pasta se vestiría de Prada, como el diablo, ahora: el maquillaje, la sombra de ojos y el rouge, los tiene totalmente controlados.

En fin, me quedan muchas cosas que contar, pero como tengo más de 60 tacos, me veo en la obligación de ser buen niño y hacerle caso a mi mamá. Quiere que ponga la mesa, vamos a comer. Así que otro día escribiré una segunda parte, lo juro por Astérix y Obélix.

 

Y colorín colorado este cuentecico—tetil—se ha terminado.

Jose Taxi.

También llamado Josma y Joselín.

2 comentarios en «Mi Teta.»

  1. Por supuesto que he llorado y sigo llorando… lo sabías de antemano, traidor. Además, no creo estar a la altura de lo que has escrito, está muy por encima de lo que soy.
    Te quiero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.