Queridos Reies Magos:

Queridos Reies Magos:

Una vez más os escribo y os cuento que he sido un niño muy bueno, me lo he comido todo y me he portado requetebién en casa. Además, he estudiado mucho, aunque en lengua no he sacado más que un cinco.

Mis papás me han dicho que no pida más que tres regalos, que hay que ser solidarios con otros niños que lo pasan peor que yo. En todo caso si necesitáis recortar el número de vuestros obsequios, mis hermanos pequeños estarán encantados de renunciar a los suyos.

Para demostrar mi bondad, Srs. Magos,   renuncio a dos de mis deseos y los cambio por:

1.- Pedir la paz en el mundo.

2.- Acabar con el ambre mundial.

3.- Poder pedir 5 cosas, que detallo:

  1. Una bicicleta.
  2. Un balón de furtbolt reglamentario.
  3. Un juego completo para el colegio, compuesto como mínimo por: plumier de dos pisos, caja completa de colores y otra de rotuladores de 56 colores, dos libretas tamaño folio, bolígrafos, sacapuntas, lapiceros y una mochila nueva.
  4. Un scalecstrics de doble pista y cuatro coches.
  5. Un viaje a Disneylandia, para mí, para mis papás también. Mis hermanos aun son demasiado pequeños para viajar.

En casa de los abuelos y los tíos podéis dejarme lo que os parezca mejor.

No os entretengo más, vosotros tenéis mucho trabajo estos días y a mí me falta escribir la carta de Papa Noel.

Besos.

Paco.

Y colorín colorado este cuentecico, — infantil y desinteresado–, ha terminado.

Jose Taxi & Josma

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.